El aprendizaje es clave para mejorar conductas y prevenir futuros tratamientos, en este caso dentales. Esta es una característica extremadamente importante del motor Medicus XR. Cada aplicación tiene un módulo de aprendizaje que consiste en que los personajes vistos en el juego explican los pasos a seguir para prevenir la intervención a la que es sometido el paciente. La posibilidad de interactuar con los los personajes y el entorno permite el aprendizaje del usuario de una manera revolucionaria y fácil de asimilar. Utilizamos el término revolucionario porque estamos usando la tecnología de los videojuegos y la estamos aplicando a un contexto de aprendizaje muy estimulante y sensorial.

Los personajes indican al paciente cómo son los adecuados cuidados de la boca. El avatar principal aparece reflejado en el espejo del cuarto de baño y nuestro héroe indica las tareas que se tienen que realizar y la manera adecuado de hacerse. Si el paciente sigue las instrucciones correctamente, las bacterias y la placa huyen gritando porque se las ha eliminado con un cepillado y cuidado adecuado de la boca del avatar. Si los pacientes no se cepillan correctamente los dientes siguiendo las instrucciones previas, los villanos del juego lo miran en el espejo y se ríen a carcajadas, hasta que se realize el cepillado correctamente y sean vencidos. Esto se realiza mediante una serie de interacciones que el paciente puede comprender fácilmente. Se ejecutan usando la mano que apunta con un láser en el juego. El paciente puede seleccionar, sostener y mover objetos usando exclusivamente la mano. Le mostramos al paciente cómo cepillarse los dientes correctamente, cómo lavarse la boca, qué evitar al cepillarse los dientes y los beneficios del cuidado bucal adecuado.